Diez consejos para criar niños bilingües

by Ser Bilingüe on mayo 1, 2012

1. Tome una decisión familiar 

Antes de que una familia comience la transición al bilingüismo, es importante asegurarse que todos estén de acuerdo.  Un padre que se siente incómodo u hostil a la idea de hablar más de un idioma en casa, corre el riesgo de crear un ambiente de aprendizaje tenso y estresante.  Esto también puede causar que el niño asocie su segundo idioma con conflicto, lo cual puede desalentar la adquisición del lenguaje a largo plazo.  Si usted piensa que el bilingüismo es adecuado para sus hijos, inicie el proceso con una reunión familiar para compartir objetivos, preguntas y preocupaciones.

2. Desarrolle una estrategia y ser consistentes

Muchas familias con la esperanza de ser bilingües cometen el error de usar diferentes estrategias sin antes establecer una.  Los estudios muestran que  los estudiantes de idiomas (especialmente niños) prosperan cuando hay consistencia.  Las familias bilingües con más éxito diseñan un plan que funcione para ellos y se comprometen con éste.  Ya sea que se trate de “un padre, un idioma”, “El idioma minoritario en el hogar”, o uno de muchos otros métodos de adquisición del idioma, elija un programa que satisfaga las necesidades de su familia y sea consistente.

3. Concéntrese en la calidad y cantidad

Mientras que la calidad a menudo es más importante que la cantidad, cuando se trata del desarrollo del lenguaje de su hijo, es importante hacer hincapié en las dos.  Las investigaciones indican que los alumnos que están aprendiendo deben ser expuestos a su segundo idioma por lo menos 30% del tiempo.  Si le preocupa el no tener suficiente tiempo para dedicarse al desarrollo de las habilidades del lenguaje de su hijo, considere inscribirlo en clases adicionales o en un programa bilingüe después de clases para ayudar a mantener ese mínimo del 30%.

4. Felicite a su hijo/a

Puede ser tentador aferrase de los errores de su hijo con el fin de evitar que formen malos hábitos, sin embargo, pequeñeces pueden retrasar el proceso de su hijo y desanimarlo a que practique en casa.  Limite la cantidad de tiempo que pasa corrigiéndolo, en lugar enfóquese en alabar sus logros.  El refuerzo positivo aumenta la confianza y crea un ambiente seguro a su hijo para que pueda experimentar y tomar riesgos relacionado con el idioma.

5. Lea, vea, escuche y juegue

Aunque es un elemento esencial en cualquier programa de adquisición de un idioma, la conversación es solo una de las muchas partes integrantes bilingües.  Asegúrese de exponerlo al idioma de objetivo, usando varios medios tales como libros, películas, música y juegos.  La variedad no solamente mantendrá el proceso de aprendizaje fresco y divertido, sino también ayudará a los niños a ver el bilingüismo como un estilo de vida, no solo como un deber.

6. Desarrolle un sistema de compañeros

La relación con otras familias bilingües y la participación en excursiones y actividades juntas le permitirán a su hijo disfrutar de las ventajas del multilingüismo.  Algunas familias con hijos de edades similares deciden emparejarlos como “amigo bilingüe.”  Esto es efectivo especialmente para los niños que son más sociables que académicos; asignando días para jugar con amigos bilingües es la manera perfecta para disfrazar el aprendizaje como una diversión.

7. Establezca conexiones prácticas de lenguaje

Demostrando los usos prácticos de un segundo idioma le enseñará a su hijo el valor de ser bilingüe, anímelo a que conserve el idioma en el futuro.  Si usted vive en un área de diversidad étnica, puede fácilmente convertir las actividades cotidianas como de ir al supermercado, o cortarse el pelo en una oportunidad de aprendizaje, eligiendo lugares donde se hable su idioma.  O, si usted no encuentra organizaciones o empresas locales donde hablen su idioma, hay muchas actividades prácticas que se pueden hacer en el hogar como cocinar, arreglar el auto de la familia, o entrenar a una mascota.

8. Tome vacaciones bilingües

Viajar es una de las mejores maneras de fortalecer la experiencia de aprendizaje de su hijo.  Planee sus vacaciones familiares a países donde se habla el idioma de objetivo, o si el tiempo o el dinero son problema,  busque lugares en su propia región donde exista una alta población extranjera.  Al hacer el aprendizaje una aventura, es más probable que su hijo vea la adquisición del lenguaje como un pasatiempo en lugar de una tarea.

9. Fomente la inmersión completa 

Escuelas de tiempo completo de inmersión de idiomas, campamentos de verano y programas de estudios en el extranjero son excelentes formas de acelerar y consolidar la adquisición del lenguaje de su hijo.  Los estudios demuestran que el comprometerse a una experiencia de inmersión total, es una inversión muy valiosa para mantener el bilingüismo y la lectoescritura bilingüe.  La inmersión completa es especialmente beneficiosa para los niños pequeños debido a su aptitud natural para la absorción de idiomas.  De hecho, para alumnos menores de diez años, la inmersión total conduce a menudo a un dominio nativo.

10. Tenga cuidado de no hacerlo en exceso 

Es importante recordar que la adquisición del lenguaje es un maratón, no una carrera.  La clave para criar niños bilingües con éxito es saber diferenciar entre la consistencia y el exceso.  Demostrando una actitud de paciencia y buen humor con sus hijos les permitirá enfocarse en el proceso de la misma manera, haciendo de esta experiencia familiar algo divertido, emocionante e inolvidable.

{ 0 comments }